No vas a encajar en ningún lugar si vives esperando de los demás, lo mismo que das. Amor, respeto, cariño, verdad, fidelidad, en fin. No todos somos tan consientes, para devolver lo que recibimos, así que no esperes que eso suceda, para sentirte completa y feliz, tú continúa dando lo que tienes.

Porque esa es tu esencia, tu sentido de vivir, dar sin esperar en recibir, no esperes en recibir para de allí poder dar. Al morir no nos llevaremos nada de las cosas que nos esforzamos en cuidar, en conseguir, y no hablo de que este mal tener todo lo que tenemos, sino más bien que, así como somos afanosos por conseguir y cuidar las cosas que aquí quedaran, del mismo modo deberíamos cultivar lo que si nos llevaremos en el corazón. Y eso es únicamente la satisfacción de que diste todo de ti, en cada abrazo, en cada palabra, en cada gesto, en cada beso, en cada perdón.

 Sin embargo, aún nos seguimos encontrando con personas que cada día deciden esperar recibir primero, para en base a eso dar por la misma medida que han recibido, es penoso porque no todos tienen la capacidad de comprender que en esta vida cada nuevo día es la oportunidad que pediste el día anterior, y vivir en gratitud cada instante es ver con el corazón lo que tus ojos no te dejan ver. Porque no se trata de cuanto amor recibimos si no de cuanto amor damos.

Resultado de imagen para amor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *