Seguro que más de una vez hemos experimentado alguno de estos síntomas de agotamiento emocional, y solo quienes hemos estado allí sabemos cómo se siente en realidad. Pero a su tiempo todo va a mejorar, lo más importante es no desesperarse. Recuerda que jamás tendremos cargas que no podremos soportar.

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.