La calidad esa es la diferencia. Jamás te permitas ser alguien que no eres por encajar en la vida de alguien más.
Suele pasar que dos personas son muy unidas y de la noche a la mañana llega el distanciamiento, un invitado que aparece en las relaciones, entre amistades, parejas, familiares o conocidos, y es muy común.

Y algunas veces las personas de afuera de aquel círculo no compren como si antes eran muy unidos ahora no se hablan, reúnen etc. Pero qué pasa que una de las partes tiene nuevos juntes, nuevas amistades, con las que se empieza a hacer lo mismo que con las otras personas dejaron de hacer, y es muy sencillo una persona no puede ser reemplazada, pero las actividades si se reemplazan, y mientras exista alguien con quien vivirlas pues hay que seguir haciendo lo que se hacía. Entonces te preguntas fui reemplazado/a? recuerda que existen; lugares, restaurantes, cosas, viajes, etc. Que no todos pueda darse el lujo de frecuentar, ya sea por el costo o el tiempo que demanda hacer cada una de esas cosas, entonces considera que eres una de esas, que aunque tú calidad sea buena no siempre vas hacer preferencia y tampoco de consumo permanente.

Las personas se ajustan a lo que les resulta más accesible.

Si es que estás pasando por algo así, y sientes como si te han hecho a un lado y estás pensando que quizás tú has cambiado o fue tu culpa que esa persona se alejara de ti. Realiza el siguiente ejercicio.

  • primero respira.
  • segundo analiza todo lo que a ocurrido a tu alrededor.
  • tercero observa el comportamiento tuyo y de la otra persona.

Por último pon sobre una balanza los comportamientos de cada uno de los involucrados. Así obtendrás la respuesta que buscas a tus preguntas, y podrás ver qué quizás no hay culpables, sencillamente las cosas pasan por etapas y como seres humanos la evolución es algo que se nos da por naturaleza, sumando a eso el estado de permanencia que es algo complejo de lidiar.

Entonces si tú sigues siendo la misma persona de siempre, con los mismos hábitos, frecuentando los mismos lugares, y permaneciendo con el mismo círculo de personas, eso quiere decir que eres un hogar, que aunque todo al tu alrededor cambie tú siempre permaneces igual, y puede ser que la otra persona guste de algo más activo, estar en constante movimiento y experiencias nuevas. Por eso no debes culparte mientras tú sigas siendo la misma persona y a gusto contigo debes permanecer fiel a ti. Y eso te hace feliz, porque también llegas a ser más que un hogar un puerto para recibir y despedir.

Puede que también te guste...

1 comentario

  1. Excelente redacción😘

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *