No terminen, no rompan la relación.
Arreglen el problema, comiencen el romance 
desde cero, salgan a citas de nuevo... Si en el fondo son buenas personas, y vivieron buenos y 
valiosos momentos, y si aun tienen sentimientos por cada uno, mejor trabajen en sus diferencias, formen
un equipo que su meta sea la felicidad contra toda adversidad, pero no renuncien a un amor puro.
No terminen, no lo hagan.





Imagen relacionada






Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *