¿Cómo vencer la inseguridad interior?

La gente insegura siempre sufre y lo que determina esta inseguridad es lo siguiente:

Personas con mucha imaginación, y así con su imaginación va más allá de lo que realmente sucede, y cuando la imaginación, que es una capacidad muy poderosa, se usa para pensar lo malo, la persona se vuelve insegura.

Individuos criados en familias “inseguras”

La inseguridad se contagia. Cuando estas cerca de personas inseguras te contagias de ellas, porque todo lo que viven lo sienten como un peligro, y vas a empezar a sentir que todo lo que dicen puede llegar a pasarte también a ti, hasta creer que no hay solución y que realmente estas en peligro también.

Personas que fueron heridas.

Cuando una persona es decepcionada en el área de los afectos, automáticamente se activa la inseguridad en todo su accionar.

Piensa en esa persona en la cual confiabas, o en ese socio con el que trabajabas y te abandono, ¿Cómo te hizo sentir esa situación? Algo que jamás hubieras imaginado que pasaría.

La inseguridad te hace agresivo, tratas mal a los que te aman y bien al que te ama. La inseguridad no te permite aprender, y al mismo tiempo te convierte en una persona soberbia. Y el soberbio es como el mal aliento, todos se dan cuenta, menos el que lo tiene. Y cuando eres soberbio no te dejas enseñar.

Por eso cuando caminas seguro no necesitas agradar a nadie, ni convencer a nadie porque sabes quién eres y a donde vas. Debes vencer la inseguridad.

Y para que lo puedas lograr te voy a nombrar algunas acciones que debes quebrar de tu vida:

Rompe tus propios limites y los que la sociedad te impuso.

La sabiduría “convencional”

Es cautelosa y te quiere en la zona cómoda, no quiere que corras ningún riesgo.

Los “veteranos experimentados”

Son aquellos que vivieron experiencias en el pasado y creen que tienen la misma autoridad, que las cosas no han cambiado y tienen que seguir igual. Son las verdades antiguas.

Los “si quiero, pero…”

“Yo quero, pero…” cada vez que utilizas un “pero” es que estas dudando.

Si pusiste un “pero”, allí no podrás desatar tu inteligencia. El “pero” es la obstrucción que le pones a tu sueño para que no lo hagas, automáticamente estas bloqueando la posibilidad de desarrollar lo que sea que tengas enfrente, y si en vez de usar un “pero” dijéramos, “si quiero”, y ¿cómo lo hago? Solo así ya estas abriendo la puerta a que eso que quieres se realice.

Los que se concentran en lo malo

Si tienes una idea creativa, tendrás que utilizar tu inteligencia espiritual, de otro modo te concentrarás en lo malo.

Los que dicen: “Ya se te va a pasar”

Esto te quitara todas las ganas de experimentar todo lo desconocido.

“Loro viejo no aprende a hablar”

“Y… tengo esta idea nueva… pero mejor hago lo conocido porque esto me dio resultado, ¿para qué voy a hacer algo nuevo…? ¿Para qué me voy a arriesgar?” Esto te impide seguir creciendo, porque tu vida va a empezar solo cuando te arriesgas a hacer cosas nuevas para crecer.

Rechazarnos a nosotros mismos

    “Hago las cosas, pero no me tengo fe. Lo intento, pero creo que voy a fracasar”.

Y para vencer todos estos limites debemos poner en acción la confianza.

La confianza

La gente segura resuelve problemas, la gente segura se cuida a sí misma.

Porque cuando eres seguro te vas a respetar y te vas a querer. La gente segura es proactiva, la confianza anula la duda y existen dos niveles en los cuales tienes que confiar:

 Con uno mismo.

Los valores que tienes son los que te permiten crecer interiormente. Estos valores son reales cuando los tienes estando solo en tu casa, en la intimidad, cuando nadie te ve. Esos son valores reales. Si tienes un valor, pero vives de otra manera, no estas confiando en ti mismo; y tarde o temprano habrá un cortocircuito en tu cabeza.

Lo mas importante que tienes es la capacidad de poder confiar en ti mismo, por eso antes de amar a otros necesitas amarte a ti mismo.

No podremos relacionarnos bien con los demás si no somos honestos con nosotros mismos.

Con los demás.

Si incluimos personas que tengan capacidades diferentes a las nuestras, entonces se enriquecerá nuestro potencial. Si no confió en nadie, si no sé delegar, me iré encerrando en mi propio mundo y no podré soltar todo lo que tengo para llegar a los resultados que espero.

Sólo venciendo nuestras inseguridades más profundas, lograremos superar cualquier inseguridad externa.

Recuerda que siempre podremos vencer todo lo que nos propongamos.

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *