Cuerpo




Habìa aprendido a luchar contra su cuerpo y un día decidiò escucharlo,
y entonces se dió cuenta que cuando empezó a escucharlo la guerra se acabó.

Creo que muchas mujeres nos enfrentamos a este tipo de guerra, muy seguido debido a las inseguridades que nuestra mente nos deja creer.
pero qué podemos hacer para combatir esta guerra? sencillo, así como dije al inicio todo empieza en la escucha, detente un momento y mírate al espejo detenidamente.
observa cada parte de tu cuerpo, y antes de empezar a juzgarte o criticarte, toma un tiempo para escucharlo!!! puedes hacerlo, habla con él, entiéndelo y juntos empiecen el cambio que deseas para él.
seguro estás creyendo eso es para locos, pero te digo que no es así.
en lo personal, siempre he tratado de estar en tregua con esta guerra, es decir no tengo un sùper cuerpo, pero soy feliz con el que tengo, y lo màs importante creo que él y yo nos entendemos muy bien desde que decidí que podríamos ser un equipo, yo cuidando mi alimentación, haciendo ejercicios, sin forzarlo a nada que requiera sacrificios o maltratos físicos, y èl por su parte reaccionando a lo que yo hago por èl en forma positiva, me ha funcionado, así que si haces aquello tu cuerpo va a reflejar en si los resultados que buscas, todo eso me ha ayudado a mantener un equilibrio en mi físico.
por eso y màs es muy importante escuchar a tu cuerpo, y comprender que todos somos diferentes, y tenemos que aceptar nuestros cuerpos, amarlos, respetarlos, y darle siempre los cuidados necesarios para ser felices con lo que somos.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *