Condición

Uno creería que ya estamos completos, que así como hoy nos mostramos es como siempre seremos, que siempre vamos estar de la misma forma o condición física, que cada día vamos a mejorar y seremos de mejor aspecto. Es lo que todos queremos creer y pues esperamos que suceda.

Pero nunca llegamos a ni siquiera imaginar si todo eso que hoy vemos y creemos que es perfecto, llegase a cambiar, y es que cada día en realidad lo que vivimos es el proceso hacia nuestro verdadero ser, nuestra verdadera forma, y no es que ahora como estemos viviendo no sea real, claro que lo es porque cada día que vivimos es lo que somos, pero hablo de la condición física, y muchas veces nos preocupamos por otros aspectos, tales cómo: pensar hoy si voy a lograr mi peso ideal, hoy si me veré como quiero lucir, y muchas veces con condenándonos con frases como y si tuviese el abdomen así, si mi cabello fuese así, y si tuviese ese color de piel, sino tuviese esto o aquello, siempre el reproche hacía nosotros mismos, tratando de no vivir el ahora que tenemos, postergándolo para cuando tengamos aquello por lo que tanto me sacrifico. Pero qué pasa si no llega ? Te has puesto a pensar en eso, y lo que es más raro aún qué tal que si cuando ya consigues aquello tan anhelado resulta que ahora si tienes una verdadera queja, un motivo real, y que te hace diferente totalmente a lo que antes estabas, algo que darías lo que sea por volver a como antes estabas, y te das cuenta que siempre estuviste perfecta, que ahora si realmente necesitas mejorar y que perdiste tiempo y energía en no aceptarte, en no poder ver en realidad lo bien que estabas.

Y es allí que reaccionas y te das cuenta que nada mientras estés vivo será siempre igual, que estamos aquí es evolución todo que hoy puedes tener el cabello largo y al día siguiente ya lo tienes corto, porque así fue así tuvo que pasar, qué quiero decir con todo esto, que hace cerca de dos meses creía yo que mis defectos y problemas eran el fin del mundo que no estaba conforme conmigo, que me veía todo defecto, cuando en realidad no tenía ni idea de todo lo que se me venía, el proceso de estar sobre esta tierra es un misterio, que jamás vamos a poder imaginar, las cosas que nos pueden venir el día de mañana y si es que lo tendremos.

He aprendido mucho acerca de mí, a conocerme, valorarme, amarme, perdonarme, y entender que cada persona vive su realidad y no es el fin del mundo simplemente hay que seguir.

Y muchas veces me he preguntado, qué quizás Eva tuvo que hacer algo muy terrible para que nosotras como mujeres tengamos que pasar por todo lo que es ser una mujer, siempre he pensado en aquello cuando me asentía mal físicamente por algo, pero ahora que lo pienso mejor lo que me pase aquí y ahora a mi, no es culpa de Eva, que es sólo responsabilidad mía, y entonces comprendí que mi estado no es nada más que las consecuencias de mis acciones.

Basta un cerrar de ojos para terminar con lo que te agobia en el día, y solo necesitas volverlos abrir, para descubrir a lo que tienes que darle tu mejor actitud y confiar que si ya estás pasando por esto, la que sigue debe ser mejor, porque no te toman las mismas preguntas en un siguiente examen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *