Seguro que más de una vez hemos experimentado alguno de estos síntomas de agotamiento emocional, y solo quienes hemos estado allí sabemos cómo se siente en realidad. Pero a su tiempo todo va a mejorar, lo más importante es no desesperarse. Recuerda que jamás tendremos cargas que no podremos soportar.

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *