Historias verdaderas.

Por: Luis Eduardo Quimís Sancán.

Esta es una serie que contará historias reales, que suceden en el día a día. Hechos que marcaron la vida de sus personajes. Acompáñanos a seguir estas historias que al ser hechos que marcaron el destino de cada participante nos dejaran un aprendizaje.

1. Podcast

Gardenia es víctima de la delincuencia.

Gardenia fue víctima de la delincuencia, el desenlace es inesperado.

2

Joel, un joven que vive en las calles.

Joel es un joven que lleva dos años viviendo en las calles.

Joel es un joven de 20 años de edad, que empezó a consumir drogas a los 15 años edad. Todo empezó como un juego, en el cual las redes de la droga lo atraparon, probó droga de la mano de un primo, y ese fue el momento en el que no hubo marcha atrás, se hizo adicto. Victima de problemas familiares y la falta de comunicación en el hogar, son unas de las causas que inciden en que jóvenes entren en este circulo vicioso. Su madre falleció hace dos años, ese motivo y problemas en el hogar con su padrastro fueron el detonante para abandonar su casa.

Vive encima de un Puente en la entrada del Paraíso de la Flor, ha construido un refugio con materiales plásticos y madera vieja, duerme prácticamente en el piso ya que el colchón que usa esta viejo y desgastado. En una ocasión ya fue desalojado del lugar donde ha armado su refugio, llegaron agentes municipales y sacaron todo lo que tenía, pero él volvió a armar todo nuevamente, ya que en este lugar es donde el trabaja y consigue el dinero para subsistir diariamente.

A pesar de su condición de consumidor y consciente de que la manera en que vive no es la correcta, él se muestra optimista respecto a la vida. El nos cuenta que para consumir, obtiene el dinero de manera honrada, recicla materiales plásticos y de cartón, para posteriormente vender y obtener dinero, también realiza labores de estibador, esta zona se caracteriza por ser un área comercial, y en la informalidad del trabajo de muchos vendedores les toca, llevar sus productos a las aceras y en las noches guardar en bodegas cercanas, él realiza la labores de estiba y así gana dinero, también nos dice que en ocasiones le pide dinero a los transeúntes , con esto él obtiene un aproximado de 15 dólares al día, dinero que lo usa para comprar drogas.

Joel, al ser un consumidor de heroína, conocida como ‘H’, tiene adicción muy fuerte, debido a la naturaleza de esta droga, también ya ha desarrollado una tolerancia, con lo cual necesita dosis mas frecuentes, nos cuenta que él consume dos ‘paquetitos’ diarios uno por la mañana y otro en la noche. Cada dosis tiene un valor de USD 3. Y aunque sea la heroína sea la droga de mayor consumo, también consume marihuana y base de cocaína, nos cuenta que consume marihuana para que le de hambre y así pasar el día.

Unas de las razones por lo cual no puede dejar de consumir heroína, son los síntomas del síndrome de abstinencia o ‘mono’, como el lo llama, ya que al dejar de consumirla le dan dolores en el cuerpo, ganas de vomitar, escalofríos y el volver a consumir heroína le quita estos síntomas.

Analizando el caso de Joel podemos observar que la falta de dinero o la falta de oportunidades de empleo no son las causas que hayan hecho que jóvenes como él caigan en este problema social, ya que a estas personas se les hace fácil poder conseguir diariamente el dinero para solventar su consumo.

Él ya ha estado encerrado en una ocasión, como medida de evitar que consuma drogas, una tía lo encerró en su casa, pero la falta de conocimiento, sobre como tratar una adicción han sido uno de los factores que han influido en que este joven vuelva a consumir. También los escasos recursos en salud pública influyen en que jóvenes con él sigan el mundo del consumo. Es consciente que la única manera de salir de esta forma de vida, es poner de su parte, nos cuenta que algún día quisiera estar recuperado pero de momento continua con su vida en las calles de la ciudad.

Nos despedimos de él, con un gesto amable, y con una sonrisa sincera, deseándole que algún día se recupere esperamos que casos como estos disminuyan y que se trate como acto urgente en materia de salud pública, la prevención y prohibición de consumo de drogas en la sociedad.

En el sector también viven otros jóvenes en la indigencia, consumidores de heroína.

3

Oscar nombre reservado, nos pidió discreción, evito mostrar su rostro a la camará y accedió a contarnos su historia.

Oscar, empezó a consumir drogas a los 15 años de edad, por primera vez probo marihuana con un amigo, actualmente tiene 34 años de edad y nos cuenta como ha tenido momentos de alto consumo de drogas y momentos en que ha tratado de controlar su consumo. Por curiosidad probó heroína, pero los síntomas del síndrome de abstinencia, lo llevaron a caer profundo en un consumo continuo de ‘H’.

Unas de las razones que contribuyeron que Oscar caiga en un consumo descontrolado a temprana edad, es la ausencia de los padres en el hogar, él nos cuenta que prácticamente vivía solo en su casa, esta es uno de los motivos que él, como otros jóvenes se vean envueltos en estas situaciones.

El dinero que gastaba en consumo de drogas empezó con USD 3, que es el valor de una dosis, luego la adicción se hace mas fuerte y llego un momento en que consumía dos o mas dosis al día, llegando a gastar USD 10 diariamente. Para solventar estos gastos él realiza trabajos de albañilería y labores varias como obrero, se siente un poco avergonzado de que alguien sepa sobre su consumo, por lo que él trata de salir de este mundo por sus propios medios, en estos momentos nos cuenta que ya ha dejado el consumo de H, pero sigue consumiendo marihuana.

Él aconseja a la juventud que no consuma heroína, ya que es una droga muy fuerte, y el síndrome de abstinencia es muy fuerte, en ocasiones los dolores son tan graves que los adictos buscan el suicidio como solución a su problema de adicción.

La única manera de calmar los dolores es quitarse la vida.

Oscar

Podemos ver dos situaciones comunes en ambos casos, que es la ausencia de los padres, o falta de comunicación en el hogar y la gran facilidad que tienen nuestros jóvenes para conseguir estas sustancias, lo que hace que el consumo de drogas en nuestra sociedad sea cada vez mayor.

Ambas personas son conscientes que el consumo de estas drogas está mal y les hace daño pero la dependencia a ellas, les hace complicado dejar de consumirlas.

Hace falta materia de socialización en la juventud de que usar y abusar del consumo de estas sustancias podría provocar situaciones cercanas a la muerte, o vivir de forma precaria ya que se gasta muchos recursos económicos, al consumir estas drogas, porque si nos ponemos a ver la realidad actual, no es la falta de dinero, ni la falta de empleo lo que hace que jóvenes incurran en estos actos, el desconocimiento, la falta de comunicación en el hogar, y una ayuda psicológica es necesaria para se que los guíe por otro camino.

Esperamos que la comunidad ponga sus ojos ante los más jóvenes, los chicos de 15 años hoy en día, podrían ser nuevos consumidores como Oscar y Joel, que se trate de evitar que más caigan en estas redes que vuelven adictos a jóvenes con el único objetivo de ganar nuevos clientes que llenan los bolsillos de los micro traficantes. Que exista mayor restricción y control en las tablas de consumo y que las autoridades no agachen la mirada ante este mal que nos aqueja y como buenos ciudadanos cambiemos el rumbo de nuestra juventud para mejorar como sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *